• DESTINO
    • A Coruña
    • Badajoz
    • Cambrils
    • Ciudad Real
    • Lanzarote
    • Logroño
    • Lleida
    • Madrid
    • Menorca
    • Murcia
    • Ourense
    • Pamplona
    • Sant Carles de la Ràpita
    • Segovia
    • Sevilla
    • Tenerife
    • Valencia
    • Valladolid
    • Vinaròs
    • Zaragoza
  • NOCHES
    • TODAS
    • 1 noche
    • Entre 2 y 3 noches
    • Entre 4 y 6 noches
    • Más de 7

Entre los encantos que dan carácter a esta ciudad, la gastronomía es sin duda una importante anfitriona que se traduce en agradables sabores y sensaciones de la mano de una completa oferta de restaurantes, cafés y bares.

 

En ella confluyen un amplio directorio de productos que conforman la despensa aragonesa. Una completa despensa que alimenta una cocina fundamentada en los guisos populares, gracias al impresionante acervo culinario sustentado en los productos que siempre han ofrecido la montaña y el valle en Aragón. La huerta del Valle del Ebro produce la muy apreciada borraja, que se consume cocida y rehogada, acelgas, espinacas, cebolla de Fuentes, el melocotón de Calanda o los vinos de cualquiera de las cuatro denominaciones de origen aragonesas: Cariñena, Borja, Calatayud y Somontano.

 

En cuanto a las carnes, las de vacuno, cordero y cerdo son las principales, pero también abunda la caza de jabalíes, perdices, liebres o becadas. El ternasco es de los platos más típicos de esta región. Se prepara tradicionalmente a la brasa, en horno de leña o guisado. Su ternura y jugosidad entusiasma a cocineros de vanguardia, que presentan las chuletas rellenas de queso de cabra, bañan la carne en infusiones de hierbas aromáticas o la guisan con setas y trufas.

 

A ello se debe añadir la riqueza de un elemento gastronómico que tiene un gran arraigo y tradición en Zaragoza: las tapas. La ciudad puede presumir de un completo plantel de cafés, bares y tabernas especialistas en el arte de comer de pie, una sana costumbre muy practicada por los zaragozanos en los numerosos establecimientos que llenan sus barras de coloridas y cuidadas propuestas de alta cocina en miniatura. Eso sí, todas ellas con un punto en común: la gran calidad de sus productos y su esmerada presentación. Dentro del casco histórico, la zona más monumental e histórica de la ciudad, las zonas de tapas más representativas son la Plaza de Santa Marta, la Zona de la Magdalena y San Miguel y el Tubo que es una de las zonas más conocidas y emblemáticas de la ciudad para ir de tapas.

    • Zaragoza
      • A Coruña
      • Badajoz
      • Cambrils
      • Ciudad Real
      • Lanzarote
      • Logroño
      • Lleida
      • Madrid
      • Menorca
      • Murcia
      • Ourense
      • Pamplona
      • Sant Carles de la Ràpita
      • Segovia
      • Sevilla
      • Tenerife
      • Valencia
      • Valladolid
      • Vinaròs
      • Zaragoza
    • NOCHES
      • TODAS
      • 1 noche
      • Entre 2 y 3 noches
      • Entre 4 y 6 noches
      • Más de 7

EXPERIENCIAS

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, así como mostrarle, desde nuestro sitio web o los de terceros, publicidad basada en el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.